Familia

Practica el piscineo con cabeza

Llegó el verano y la piscina se convierte en el mejor aliado de grandes y pequeños para divertirse y combatir el calor.

Sin embargo, cada año llegan a nuestros oídos trágicas historias de niños que han sufrido un accidente por un descuido de los padres o por desconocimiento de medidas de preventivas y de acción contra posibles ahogamientos.

Según la AEP (Asociación Española de Pediatría) cada año mueren en España entre 70 y 150 niños por ahogamiento en playas, piscinas, ríos y embalses, y el 86 % de los casos se produce en piscinas domésticas.

Estas cifras son realmente escalofriantes, por eso es fundamental tener en cuenta una serie de medidas preventivas para que los niños disfruten de manera segura del baño.

¿Cómo?

– Lo primero que debemos de tener como norma es que el menor SIEMPRE se bañen con un adulto cuya misión sea la de proteger al menor. Muchas veces creemos que si el niño está acompañado de otros niños mayores o adolescentes, éstos pueden cuidar del pequeño. Pero no es así, los niños son niños y pueden distraerse fácilmente.

¡Un menor puede ahogarse en menos de 3 minutos y con menos de 6 cm de profundidad del agua!

– No le quites el ojo. No te fíes, quizá creas que tu ranita es una campeona en natación y seguramente sea así, pero nunca sabes si puede sufrir un mareo o un corte de circulación.

Asegúrate de que siempre lleve puesto un dispositivo de flotación adecuado a su peso.

Evita dejar juguetes dentro de la piscina para evitar que quiera ir a por ellos.

Enséñale desde pequeño a tu hij@ a dejar un tiempo prudencial después de comer para volver a entrar a la piscina y una vez pasado ese tiempo (unos 20 minutos) volver a entrar despacio y de forma progresiva para evitar un choque de temperatura

Para una mayor tranquilidad instala una valla protectora de calidad y alta resistencia.

 

NOTA: La valla debe tener al menos 155 cm de altura y cubrir todo el perímetro de la piscina, evitando huecos en su parte inferior por donde pueda colarse un niño y con una distancia entre barrotes inferior a 10 cm. Las puertas deben tener una cerradura o pestillo de seguridad, fuera del alcance de los niños.

En el mercado existe una amplia variedad de vallas de todos los tipos y precios, pero una valla de vidrio es una sabia opción ya que no sólo es muy económica y segura sino además no necesita de mucho mantenimiento, se limpia fácilmente y es muy resistente.

Este es el caso por ejemplo de las vallas DIGLASS. Esta empresa española ubicada en Humanes de Madrid cuenta con una gran variedad de diseños de vallas y podrán asesorarte en la estructura que mejor se adapte a tu piscina. Así, consigues cuidar de quienes más quieres sin romper con la estética de tu bonito jardín. Ponte en contacto con ello, diles que llamas de parte de El Juego de La Rana y recibe un 10% de descuento en cualquiera de sus variedades de barreras para piscina!

Así que ya lo sabes, este verano practica el piscineo con cabeza y disfruta de un refrescante chapuzón sin malas sorpresas.

    Qué hacer en caso de ahogamiento:

  • Sacar al niño con rapidez del lugar donde se ha producido el ahogamiento.
  • Si está consciente y respira, se recomienda colocarlo acostado de lado. Con esta posición se evita que las vías respiratorias se puedan obstruir de nuevo y favorece la salida de agua con la tos, o el vómito del líquido que pudiera haber tragado.
  • Si el niño no respira se deben iniciar de forma inmediata los primeros auxilios, una reanimación cardiopulmonar .
  • Mientras se realizan las maniobras de reanimación se debe solicitar ayuda avisando al teléfono de emergencias 112.
  • Si sólo hay una persona para atender al niño no se recomienda interrumpir las maniobras de reanimación para solicitar ayuda más de un minuto, y éstas deben continuarse sin interrupción hasta la llegada de la ayuda del 112.
  • Prevenir la pérdida de calor del niño: retirar la ropa mojada, secarlo y taparlo con cualquier material.
  • Se desaconseja realizar maniobras de compresión abdominales para expulsar contenido líquido, salvo sospecha clara de obstrucción de la vía aérea por un cuerpo extraño aspirado.

    Fuente: AEP

Déjanos tu comentario