Familia

Huerto

Ya ha llegado el buen tiempo y parece que nos animamos a hacer actividades de exterior sin miedo a que nos caiga un chaparrón encima.

Con el buen tiempo también empezamos a pensar que ya es urgente cuidarse para los días de playa y nos apetece comer más frutas y verduras, por eso queremos compartir contigo una actividad saludable para disfrutar en familia: “El Huerto”!

No te preocupes, no es necesario tener un jardín para llevar acabo de esta actividad lúdica y llena de beneficios para nuestros hijos y toda la familia. Una actividad saludable, económica y divertida para los grandes y pequeños.

Es importante que tus hijos se vuelvan unos actores activos para que está actividad en familia sea beneficiosa, que se hagan cargo del riego por ejemplo, reforzará su sentido de responsabilidad y confianza en sí mismos comprobando el efecto que tienen sus cuidados en el crecimiento de la planta.

Con un huerto en casa, los niños despertarán su interés por disfrutar de las pequeñas cosas, potenciarán sus sentidos como el olor que emiten la menta, el orégano, los tomates… No dudes en coger las hojitas de mentas, hierbabuena y que lo froten entre sus manos para olerlo, seguro que les encantará echarlas en su vaso de agua por ejemplo (siempre es más saludable que un soda).

La cosecha es como una recompensa para nuestras ranitas y les animara a comer más fruta y verduras. Es muy fácil mejorar los hábitos alimenticios del niño cuando lo ven como algo que han conseguido ellos mismos a través de su trabajo y participación. El comer su tomatito cortado en rodajas encima de unas tostada de pan y con un chorro de aceite de oliva es riquísimo y mejor para su organismo.

Y sobre todo y no menos importante son instantes para disfrutar con papá y mamá de un momento de relax después de tanto estrés en el trabajo y cole.

Verás que antes de pedirte la consola, se acordarán de regar sus frutos 😉

¿Cómo hacerlo?

Si tienes un jardín, basta con delimitar una zona para plantar nuestro oro verde, pero si no lo tienes, puedes optar por montar una bonita caja de madera con un plástico en su interior o una cesta.

Si dispones de una terraza o una cocina grande, nos encanta la opción de huertos urbanos que puedes encontrar en las tiendas de bricolaje (Aki, Leroy Merlin,..).

¿Qué puedo plantar?

La idea es que tu peque se haga responsable y lo disfrute por lo que te aconsejamos productos que pueda ver crecer y disfrutar rápidamente. Una buena opción son los tomates cherries, que no ocupan mucho y puede ir recolectando varias veces. Las fresas y las frambuesas también son muy fáciles de cultivar, aunque si lo haces en huertos te aconsejamos poner unos limites, porque suelen invadir rápidamente el espacio.

El cebollino tan rico para echarle a tus tomates, son también muy fáciles de cultivar y de crecimiento rápido. Las ensaladas son aún más ricas cuando salen de tu cosecha. Pero si quieres que tu niño disfrute realmente del carnaval de olores que ofrece el huerto, incorpora en tu huerto a la hierbabuena, el cilantro, la menta, el orégano…

Si dispones de un espacio grande disfruta de los pepinos, calabacines que también son muy fáciles de cultivar.

Si te ha gustado la idea, te adjuntamos una pequeña tabla con las frutas y verduras de temporada que puedes compartir con tus ranitas.

¡Te deseamos una buena cosecha! 😉

Déjanos tu comentario