Salud

Que la alergia no te impida disfrutar de la primavera

Tras el largo invierno, todos deseamos la llegada de la primavera para dejar atrás los abrigos y disfrutar del aire libre y una temperatura templada. Los días empiezan a ser más largos, los campos florecen y todo parece ideal, pero desafortunadamente para muchas personas estas agradables sensaciones vienen acompañadas de diferentes malestares, dependiendo del grado de alergia que tengamos, y un estado de cansancio crónico, esto debido a que nuestro sistema inmune está trabajando a tope sin descanso día y noche.

 Por eso es muy importante identificar el tipo de polen al que tenemos alergia, para evitar en la mayor medida de lo posible nuestra exposición directa con las plantas productoras del polen al que se tiene alergia.

En Madrid por ejemplo predomina el polen de gramíneas y Olivo por lo que en el Portal de Salud de la Comunidad de Madrid podremos encontrar boletines diarios con las predicciones que indican el nivel de concentración de éstos tipos de polen, que habrá a tres días vista, para que puedas tomar las precauciones necesarias.

Te dejamos aquí el enlace directo a su web así como algunas recomendaciones básicas que puedes seguir para que disfrutes al máximo de esta primavera!

http://www.madrid.org/cs/Satellite?vest=1156329829961&pagename=PortalSalud%2FPage%2FPTSA_servicioPrincipal&cid=1265185299945&language=es


    Recomendaciones:


  • Mantén bien limpias las manos y la cara, lavando nariz y ojos frecuentemente con agua fresca.

  • Sigue la medicación según lo indicado por el médico. Los medicamentos antihistamínicos pueden producir somnolencia y disminuir la atención, lo que hay que tener en cuenta a la hora de conducir y realizar actividades que requieran concentración.

  • Viaja en coche con las ventanillas cerradas (evitando, si es posible, desplazamientos en moto o bicicleta).

  • En el exterior evita el contacto del polen con las mucosas de la boca, nariz y ojos, empleando gafas de sol y mascarillas.

  • En el domicilio, utiliza el aspirador y bayetas húmedas para limpiar el polvo y duerme con las ventanas cerradas.

  • Utiliza filtros de polen en el aire acondicionado de viviendas y vehículos si es posible.

  • Ten en cuenta que las concentraciones de polen en el aire aumentan en días de tormenta de alto contenido eléctrico y vientos fuertes pues el polen se moviliza y reflota en el aire.

  • Además del polen, existen otros factores que pueden empeorar los síntomas y que los alérgicos al polen deben evitar: humos y vapores, olores fuertes, contaminación atmosférica, cambios bruscos de temperatura, realizar ejercicio físico sin preparación, etc.

Fuente: Portal de Salud Comunidad de Madrid

Déjanos tu comentario